LA MASCARILLA, ALIADA PERFECTA DE LA MÚSICA.

Desde siempre, los estudiosos orientales de psicología se afanaron por sacar provecho de los posibles aspectos positivos que pudieran contener las más grandes calamidades humanas que se dan en la vida.

En la cultura occidental, sobretodo en España, está muy arraigada esa sentencia popular en forma de refranero que dice: ” No hay mal que por bien no venga”.

Resultará frívolo pensar que, gracias al virus y a sus preventivos paliativos estamos advirtiendo una gran mejora en el disfrute de las interpretaciones directas de los géneros musicales que nos ofrece la música clásica, a su pesar, así es!.

En estos difíciles tiempos, he asistido en directo a cuatro conciertos, en ciudades y con públicos diferentes y en todos, a consecuencia de las exigencias sanitarias, el uso de la mascarilla por el público ha demostrado ser la alianza perfecta para evitar ese otro “concierto de toses” que en todas las salas del mundo proliferan cada día de forma inevitable.

Recientemente, en una ciudad tan musical como Barcelona, Daniel Barenboim en modo pianista en uno de sus recitales en el Palau, tuvo que sugerir al respetable de forma didáctica poniéndose en presencia de todos su pañuelo en la boca con el fin de que ambas partes: intérprete y oyentes pudieran terminar de forma feliz el evento musical que los reunía; a su pesar, algunos siguieron con sus toses hasta la conclusión.

A la vista de los excelentes resultados que el uso de la mascarilla por el público asistente a los conciertos está provocando en el feliz desenlace de los mismos, nada me extrañaría que en el futuro, superado o no el virus médicamente, se fabriquen unas mascarillas especiales con destino a los que abusamos de las toses sin respetar a los artistas que expresamente hemos ido a ver y escuchar; pero, sinceramente, no creo que las empresas que a estos menesteres pudieran dedicarse se enriquezcan porque si no usamos nuestros pañuelos para amortiguar el efecto de las toses, ¿cómo vamos a usar una mascarilla por cómoda que fuera?

Melómano José Manuel Macias Romero

Otoño 2020.

ACCIDENTE MUSICAL GRAVE E HISTÓRICO.

Portada de Farkas

 

Aunque nos cuesta un poco asumirlo, en las profesiones llamadas “refinadas” como puede ser la del músico, también se dan accidentes laborales de naturalezas diversas.

Un reciente visionado en youtube en versión del director Roth de la suite: El Burgués Gentilhombre, me ha recordado volver a contar el accidente musical grave e histórico sufrido por el compositor de la obra citada JEAN-BAPTISTE LULLY (1632-1687).

Usaba en su época LULLY como director además de compositor, una batuta de casi dos metros de larga por 3 centímetros de diámetro con la que marcaba el compás a sus músicos golpeándola en el suelo.

No es de extrañar, que en el ensayo de una gavotte (danza folklórica francesa que se bailaba en corro con fuerte rítmica ) LULLY, en lugar de golpear en el suelo se golpeó en el dedo gordo del pie  provocándose una grave herida. La herida terminó gangrenándosele y como el muchacho, además de compositor- director era también bailarín, no consintió que le cortaran la pierna por temor a no poder bailar más y  este empeño le costó la muerte a los 55 años.

Si te has molestado en leer hasta aquí, te sugiero busques en youtube el video arriba citado para verlo como complemento de esta desafortunada pero histórica anécdota; mientras te dejo con una instantánea de LULLY que habiendo nacido en Florencia se naturalizó francés y se convirtió en un célebre precursor de la ópera que hoy se conoce.

img_0390

sello

Invierno 2020.

PODRÍA EL CNDM DAR ACOGIDA A ESTE PROYECTO O SIMILAR?

A principios de los 90, surge en nuestro país la necesidad de crear orquestas sinfónicas que llenasen de contenido la cantidad de auditorios de reciente construcción diseminados por todo el territorio.

Para ello, se convocaban pruebas con el fin de seleccionar a los posibles integrantes de estas orquestas. En Andalucía, por simple acto de curiosidad, asistí a más de una selección de estos profesionales. Cuando después de haber escuchado a los candidatos el tribunal, previa deliberación, leía el acta de admitidos, se producían desagradables sorpresas porque la mayoría de los elegidos eran profesionales extranjeros pero europeos y poquísimos, a veces ninguno españoles.

Pese a las protestas sindicales, de las que se hacían eco los medios, para mí, que por supuesto era un simple curioso, llevaba razón el tribunal porque los españoles no daban la mínima talla exigible para ser miembro de alguna orquesta.

Hoy, esta situación ha cambiado radicalmente y tenemos que felicitarnos por ello. Hoy, en las más importantes y destacadas orquestas europeas desempeñan como solistas muchos jóvenes españoles sin dejar de lado los que lo hacen desde segundos atriles.

Y, recordando todo este viraje profesional musical, creo que sería el momento oportuno para que alguien como el CENTRO NACIONAL DIFUSIÓN MUSICAL tomara la iniciativa de al menos una vez al año, convocar a todos nuestros excelentes profesionales dispersos por las orquestas europeas, reunirlos y preparar unos programas musicales para que los españoles podamos conocer y disfrutar su arte en nuestra tierra. Para liderar artísticamente similar proyecto, se podría pedir la colaboración de los más señeros directores musicales de España y así, todo se quedaría en casa. Tengo la completa seguridad , caso de que esto se hiciese realidad, de que esa posible orquesta formada por los mejores músicos españoles del momento, nada tendría que envidiar a las mejores formaciones de Europa.

CNDM, tenéis la palabra.

Desde el rincón de Farkas

Verano 2020.

EN MÚSICA, POR FAVOR CULTIVEN LA RESILIENCIA.

fullsizeoutput_81a

La inminencia de un nuevo curso para los estudios de nuestro Arte por excelencia: MÚSICA, me apremia, dictado por mi propia experiencia como padre, reclamar la necesidad perentoria de aumentar el cultivo de ese atributo tan importante en la vida como es la resiliencia .

Seguro que habrá infinidad de niños y jóvenes con excelentes cualidades para el cultivo de la música, pero igualmente es muy probable que alguna materia de las que conforman el curriculum docente se “atragante”, hasta el punto de plantearse un posible abandono.

Como dice el texto de la foto que inicia el presente post, no es de recibo consentir que un pequeño contratiempo arruine nuestras posibilidades artísticas-musicales, esas que contribuirán a que seáis: más felices en vuestras vidas, más disciplinadas como personas, más humanas, más empáticas, a ganarnos con alegría nuestro sustento diario y hasta hacer más felices a los que nos rodean porque, no olvidemos, todo esto (que no es poco), puede conseguirse con la música como profesión.

La Historia de la Música, desde antes de BACH y hasta hoy, está repleta de ejemplos en los que brilla el gran poder de la resiliencia pero, ¡ojo!, ésta no se debe abandonar nunca por muy alto que pueda ser el status que alcances, ya lo decía una autoridad tan prestigiosa como Gustav Mahler“Para estar donde hay que estar, hay que ser un eterno aprendiz.”

Ánimos, suerte y emplea gran dosis de HUMILDAD!

Melómano José Mel. Macias Romero

Verano 2020.

 

LA COVID-19 Y EL FESTIVAL DE LUCERNA.

“Disfruta siempre del presente con inteligencia, de esa manera el pasado será un bello recuerdo y el futuro no se convertirá en una visión espantosa.”

(Franz Schubert)

 

En la bella Lucerna (Suiza) nació en 1938 su acreditado Festival de Música. En los jardines de la mansión que ocupaba Wagner, un enérgico TOSCANINI reunía a los mejores intérpretes del mundo configurando una orquesta que servía de soporte artístico-musical a todo el Festival.

Hace relativamente poco, 2003, un eufórico CLAUDIO ABBADO (que acababa de superar una grave enfermedad) acepta el encargo de imitar a TOSCANINI y convocar a los mejores músicos del momento y del mundo para formar una orquesta que, con las mismas intenciones de 1938, hiciera las delicias de la melomanía mundial que se da cita anualmente en la ciudad del lago.

Por si a pesar del tiempo transcurrido, con citas, grabaciones y giras hartos conocidas, existieran dudas sobre la excelencia artística de esta formación, ha tenido que ocurrir que la pandemia de la Covid-19, este fatídico verano, obligase a sus músicos a dar la cara en grupos casi camerísticos que han supuesto revalidar en directo y vía internet sus grandes potencialidades como profesionales de la más alta cualificación.

Claudio y Lucas

(Claudio Abbado y Lucas Macias comparten el momento después del concierto)

Y, sobretodo, me quedo con el concierto que celebraron el pasado 15 de agosto con un programa íntegramente dedicado a Beethoven por su 250 aniversario: concierto para piano y orquesta num. 1 con una Martha Argerich inspiradísima y la sinfonía num. 3 Eroica con tan sólo 34 músicos en escena; todos conducidos por el veterano Herbert Blomstedt que con sus 93 años cumplidos continúa en pie de guerra con una honestidad y empatía profesional al alcance de pocos.

Cierro, si me lo permiten, con dos sugerencias para los buenos melómanos: si aún no lo han hecho, acudan un año a esta importante cita, no se arrepentirán! y en youtube disponen de abundante material para disfrutar con la Luzerner Festival Orchestra.

Nota: el concierto que he citado será editado en soporte DVD no te lo pierdas cuando salga a la venta.

Melómano José Manuel Macias Romero

Verano de la mascarilla.

 

OVIEDO, UN ESPEJO MUSICAL PARA QUE SE MIRE EL RESTO DEL PAÍS.

Portada de Farkas

“Más hace el que quiere que el que puede.” 

(Del refranero popular)

 

Oviedo, preciosa ciudad del Principado de Asturias y capital del mismo, no sólo es noticia por su belleza natural y por la limpieza que en todo momento exhibe. Es noticia y destacada también por sus fuertes proyectos culturales.

Dentro de estos proyectos, ocupa un importante espacio el que se dedica al Arte de la Música. Oviedo, sede de dos orquestas: la OSPA (ORQUESTA SINFÓNICA PRINCIPADO ASTURIAS) y la OVIEDO FILARMONÍA (tutelada por el Ayuntamiento) cubren casi al completo las necesidades musicales del Principado y de la ciudad.

El trabajo artístico de estas formaciones musicales, ofrecen al asturiano y a sus innumerables visitantes una gama amplia de la oferta musical: ópera, danza, zarzuela, ciclos de conciertos, jornadas de piano (G. Iberni), conciertos para escolares, conciertos para colectivos desfavorecidos, música de cámara, música coral, música de cine, etc.

Para el desarrollo de todos estos proyectos, la ciudad cuenta con extraordinarias infraestructuras musicales siendo las más populares el Auditorio Príncipe de Asturias y el célebre Teatro Campoamor, por estos escenarios, año tras año pasan las figuras más emblemáticas de la voz, el piano así como los mejores concertistas de instrumentos diversos.

Por todas estas razones y otras de índoles diferentes, aconsejo a mis amigos melómanos que, aunque en tempo moderato, cada vez somos más hagan una visita por Uvieu que les aseguro no se arrepentirán. El programa operístico de la próxima temporada puede ser buena ocasión para ello. ANÍMATE!

Melómano José Manuel Macias Romero

Verano de la mascarilla. 

HUBO, LUEGO QUEDA.

El refranero popular, síntesis de sabiduría práctica a lo largo de miles de años, eso más o menos es lo que viene a decir que: “el que tuvo retuvo.”

Sinceramente creo que si tuviese que volver a renombrar la palabra ternura lo que mejor haría es en lugar de palabras usar imágenes y concretamente, las que se visualizan en el vídeo que abre este post acaban, como decimos en el Sur, con el cuadro.

En septiembre cumplirá 85 años SEIJI OZAWA, a el quiero dedicar estos momentos.seiji-ozawa-1

es japonés de orígenes chinos, heterodoxo en sus formas de expresión en el podio pero, como decía Stefan Zweig: “brillante en los resultados finales”; muy conocido por sus versiones de obras postrománticas para formato de gran orquesta, sin abandonar otros estilos incluido el operístico, figura destacada de la élite orquestal desde mediados del siglo XX hasta hace poco que por fuerzas mayores (confluencia de enfermedades graves) le han obligado a dejar el gran amor de su vida: la Música.

Tenía gran predilección a trabajar con los jóvenes valores y, a principios del 2000 fue invitado por Abbado a la realización de una gira con la Joven Orquesta Gustav Mahler, ella es el origen de esta foto esperando tomar un vuelo.

Seiji y Lucas

(Seiji complaciendo a los jóvenes músicos)

Si os apetece adentraros en la amplia biografía de este genial director e incluso ver sus vídeos, utilizad internet. Ozawa, con sus enfermedades, han ocasionado una estimable pérdida en el mundo de la dirección de orquesta.

Maestro, te deseamos un feliz cumpleaños y aunque apartado de tu gran pasión, que vivas muchos más y tus dolencias sean lo más dulces posibles.

Desde el rincón de Farkas

Verano de la mascarilla.

LA MÚSICA, CLAVE HACIA LA FELICIDAD.

El tren

“La música dulcificó mi enfermedad.”

(CLAUDIO ABBADO)

 

Ni es la primera vez ni será la última que trate en este blog de las bondades que, para nosotros los humanos y hasta para ciertos animales, nos dispensa la MÚSICA.

Cada día, se hace más grande el abanico de prestaciones que en la ciencia médica se le encomienda a la MÚSICA con excepcionales resultados.

Inmersos aún en esta pandemia generada por la Covid-19, hemos comprobado la enorme ayuda que este arte ha protagonizado en todos los rincones del mundo, tanto a los que hemos sufrido el confinamiento como a los enfermos hospitalizados a los que se les permitió tener un aparato reproductor de música en su habitación.

Desde que el hombre habita en este planeta, la MÚSICA le acompaña, hoy esa compañía se ha intensificado más que nunca, no hay actividad humana en la que falte su presencia. Hasta en las profesiones más delicadas se hace notar, raro es el quirófano en el que ella no tiene un destacado protagonismo: ya sea para hacer más leve el delicado trabajo de los cirujanos o para colaborar sustituyendo a la anestesia en enfermos muy concretos.

Si, hipotéticamente me traslado a la bella foto con la que encabezo esta reflexión, y me hago pasar por el Jefe de Estación, contestaría al pequeño que me interroga: “saca por favor billete para la música que seguro te llevará a un mundo mejor.”

Desde el rincón de Farkas

Verano de la mascarilla.

 

ELUDIR LO SUPERFLUO: UN ARTE, TAMBIÉN EN MÚSICA.

Imagen 27-7-20 a las 18.25

(proyecto dueto Leonore-Rocco de Fidelio -Beethoven-)

Seguro que, no soy el más adecuado para afrontar el presente tema pero puede que, al sacarlo, motive a personas más capacitadas y ejercitadas en ello para abrir un adecuado debate y sacar conclusiones.

Resulta que, el hamburgués J. BRAHMS (1833) excelente seguidor del hilo sinfónico/beethoveniano,  hasta el punto de que a su 1ª sinfonía en ciertos círculos se le llegó a llamar la 10ª de BEETHOVEN , espetó en cierta ocasión:

“Componer no es difícil, lo complicado es dejar caer bajo la mesa las notas que son superfluas.”

Reconociendo, sin haber practicado la composición musical, que debe ser cierto el argumento que expone BRAHMS, pienso que, más difícil aún debe ser esa tarea o mejor arte de eludir lo superfluo cuando imperan poderosas razones y tienes que escribir música valiéndote del “sarcasmo” (caso de Shostakovich casi durante toda su vida) o como el caso de MAHLER cuya música, marcada por un intimísimo/subjetivismo le obligaba a una determinadas pautas compositivas.

De la foto que encabezo, se desprende que el Genio por excelencia BEETHOVEN era un gran avispado en este género aunque cambiaba: “el debajo de la mesa” por la propia partitura y sus borrones, por supuesto cuando te lo presentaba listo, morías de gusto.

Ah!, pero había un tal MOZART para el que no existía: “debajo de la mesa” porque este prodigio almacenaba sus notas superfluas (cuando las tenía) en su cabeza y, cuando menos lo esperas, se carga tus expectativas sobre su discurso musical, proveyéndote de un tema que no esperabas ni por asomo. Y, esa sigue siendo su grandeza.

Todo esto, pone de manifiesto la excelencia intelectual y emocional de las personas, hombres y mujeres, que un día deciden coger papel pautado y un lápiz para reflejar lo que llevan en su imaginación musical, hacernos con su arte más felices y de paso serlos ellos. Y… en ocasiones, se consigue, otras, en “el bajo de la mesa” se forma una montaña de notas porque esos días todo se ve superfluo; cosas de la VIDA y la MÚSICA.

Esta humilde reflexión,  de un simple aficionado a este gran arte , va dedicada a Don Enrique Rueda Frías, de esto sabe tela porque a esto y a otras ramas de la música dedica su vida con contrastada honradez, acierto y dosis de alegría.

José Manuel Macías Romero

Verano de la mascarilla.

 

UNA SINFONÍA PARA LA MUERTE… Y, PARA LA VIDA.

haydn

FRANZ JOSEPH HAYDN (1732/1809) que aparece en la foto, conocido mundialmente como Joseph Haydn “padre de la sinfonía y del cuarteto de cuerdas” por el intenso y productivo trabajo que hizo en estos géneros musicales, escribió en 1772 su sinfonía num. 44 (Hoboken I/44) en la tonalidad de “mi menor”, de ella quiero ocuparme a partir de ahora.

El primer contacto que tuve con esta, para mí, maravillosa sinfonía, data del 3 de julio del año 2000. Asistía en Freiburg in Brisgovia (Alemania) al examen final de Solistas en el que intervenían: la orquesta de la Universidad, el violinista Daishin Kashimoto (hoy concertino de Filarmónica de Berlín) y Lucas Macias Navarro (oboísta, hoy Director Titular de la Oviedo Filarmonía), todos bajo la dirección de Heinz Holliger. Al margen de las obras que examinaban ante el Jurado y público que abarrotaba la sala a Daishin y a Lucas, se hallaba esta sinfonía llamada “Trauersinfonie” (sinfonía Fúnebre).

Examen Lucas

(Recuerdo sonoro del evento que cito grabado por los técnicos de la Universidad)

Desde entonces me encuentro atrapado por esta maravillosa música a la que acudo en infinidad de ocasiones y, no seré el único atrapado por ella, dado que hasta el mismo autor de la obra: Haydn, dejó dicho a sus amigos más cercanos: “les ruego que en mi funeral suene el adagio de mi sinfonía fúnebre.”

La grandeza, siempre para mí, de la composición radica en que supera la tristeza a pesar de su tonalidad menor que por regla general invita a ello; cuando la oigo se estimulan mis ganas de vivir y no de morir. Espero y deseo que si alguien se acerca a ella y en youtube hay una excelente versión de John Eliot Gardiner, le ocurra lo mismo que yo siento las reiteradas veces que la oigo.

El destino ha querido que 20 años después pueda volver a disfrutarla en directo, esta vez si la Covid me lo permite en la bella y limpia Oviedo con su magnífica orquesta y bajo la dirección Lucas Macias Navarro; por todo ello creo que es una obra para la Muerte y… para la Vida.

Aficionado José Mel. Macias Romero

Verano 2020