UN ESPEJO PARA MIRARSE LAS NUEVAS GENERACIONES DE DIRECTORES.

Portada de Farkas

“La música nos coloca enfrente de un ideal que puede pasar a formar parte de nuestras vidas.”

(HERBERT BLOMSTEDT)

 

El pasado 18.01.2020 gracias a Digital-Concert (Filarmónica de Berlín) fue la última vez, que en directo, pude comprobar la energía y pasión que derrocha Herbert Blomstedt delante de una orquesta. Próximo a cumplir 93 años se muestra en el podio como si tuviera 25 y le fuera la vida en ello; gesticulando con seguridad, atento a todas las secciones orquestales y abusando de una memoria prodigiosa (no tenía partitura en su atril) durante dos horas de música: concierto de piano de Mozart y 4ª sinfonía de Bruckner.

Gran sensibilidad la suya, amante del trabajo bien hecho y poco amigo de las apariciones mediáticas. Su mayor preocupación que la música sola sea el principal protagonista en sus actuaciones, algo que algunos de sus colegas ni entienden ni practican.

Atrás se le quedaron las titularidades en orquestas, ahora se lo reparten como artista invitado las mejores orquestas del mundo y todas lo quieren para aprovecharse de sus amplios conocimientos.

Entendió, siendo joven que quería ser director cuando en una de sus clases tuvo que estudiar el Requiem de Brahms y ahora, con 92 años no quiere abandonar las salas de conciertos porque no sabría qué hacer de su vida.

Sus movimientos en el podio pueden que no sean de máxima perfección técnica pero lo cierto es que sus mensajes son entendidos por los músicos con una pasión de la que dan fe los resultados de sus conciertos en cualquier lugar que se celebren.

Si no conoce su perfil artístico en Youtube puede encontrar bastante de sus trabajos con orquestas de todos los gustos. Anímese y disfrútelo , comprobará que habrá merecido la pena.

Blomstedt

(Herbert Blomstedt, cumplirá 93 años el próximo 11 de julio.)

José Mel. Macias Romero

Invierno 2020

 

 

 

LA MÚSICA, ABIERTA A TODAS LAS POSIBILIDADES.

Portada de Farkas

 

“La Música amansa a las fieras”

(Del refranero popular)

 

Aunque en 2017 me ocupé del presente tema con la historia del compositor italiano Alessandro Stradella, hoy me reitero pero en la ocasión de la mano de Charles Burney con motivo de la charla que tuvo en el domicilio de Farinelli en la bella ciudad de Bolonia (Italia).

Le contaba el famoso castrato a Burney que en el apogeo de su carrera tuvo un rival llamado Senesino y que trabajando ambos en Inglaterra nunca coincidían en el mismo teatro y por consiguiente no habían tenido la oportunidad de escucharse mutuamente.

Pero un día, ambos fueron invitados a participar en la misma obra. Senesino, hacía el papel de un famoso tirano y Farinelli el de un desventurado héroe encadenado. Al cantar éste la primera aria, amansó tan dulcemente el duro corazón del tirano, que Senesino, olvidándose de su papel, se abalanzó sobre Farinelli para abrazarlo con todas sus fuerzas rompiendo lógicamente el ritmo de la obra.

 

Siendo imposible que oigamos a Farinelli, te dejo con el “Farinelli” de nuestros tiempos: Philippe Jaroussky en este precioso dúo de Händel de la ópera Julio Cesar.

José Mel. Macias Romero

Primavera 2020 (en pleno apogeo del Covid-19)

 

 

 

BEETHOVEN:”para mi 250 aniversario también tengo la suerte en contra.”

beethoven

Algo harto improbable; pero si viviera, lo sitúo con su amigo Vegeler en una tasca de Viena saboreando como a él le gustaba un buen vaso de vino y espetando a su interlocutor la frase que entrecomillo en el titular.

Sí, porque mucho antes del comienzo de este histórico 2020, estaba todo dispuesto para celebrar 250 aniversario de su nacimiento como el merece, pero un virus irrespetuoso y muy agresivo ha dado al traste con casi todas las actividades musicales que el mundo había organizado para homenajearle y profundizar en su conocimiento.

En Oviedo, una de las escasas ciudades por excelencia de nuestra geografía que gusta saborear la ópera, la zarzuela y la clásica está previsto que, concretamente el 16 de diciembre , fecha que se cumple su aniversario, sea representada en el Campoamor su única ópera Fidelio; esperamos ardientemente que para esa fecha la Covid-19, al menos, haya tomado unas vacaciones y  si fuera posible que tengamos una vacuna que nos permita disfrutar del homenaje que los asturianos piensan rendirle al gran genio de Bonn.

La acción de esta solitaria pero sublime obra de Beethoven se desarrolla , cómo no!, en una fortaleza convertida en prisión de Estado a pocas leguas de Sevilla y a finales del siglo XVIII.

Si te mueve la curiosidad y deseas conocerla como tributo a este gran músico puedes ver en youtube por ejemplo la versión de Leonard Bernstein con la Filarmónica de Viena.

sello

Primavera 2020.

BACH y EL ARTE AL REUTILIZAR SU MÚSICA.

Portada de Farkas

” En las grandes adversidades toda alma noble aprende a conocerse mejor.”

(F. Schiller)

Desde hace unos años, cuando llega el otoño me viene una especial necesidad de recurrir  al gran genio de Juan Sebastián Bach.

Mi último “enganche” ocurrió con su deliciosa obra Oratorio de Pascua (BWV 249), únicamente su adagio es lo que conocía de esta sublime obra y es el que me llevó al conocimiento íntegro de ella.

Para los estudiosos, la obra tiene sus orígenes en una cantata secular (cantata del pastor) que parece ser se perdió. Y, debe ser certera la teoría dado el protagonismo que Bach concede a flautas y oboes (ambos instrumentos muy pastoriles) así como por el carácter tan alegre y festivo de la partitura.

Y es en esta obra en la que su autor evidencia su gran capacidad y maestría para reutilizar su propia música convirtiendo lo profano en sacro, le cambia el texto y le añade los recitativos y lista como cantata para fines religiosos: el arte de hacer divino lo humano como decía Pau Casals.

Luego, se vuelve a invertir lo hecho y se vuelve a utilizar como canto profano en la ocasión para un regalo de cumpleaños: el arte de hacer humano lo divino, volviendo a Casals y todo esto, antes de que definitivamente fuese el Oratorio de Pascua como ahora se conoce.

La obra se compone de 11 maravillosos números, todos con aire muy festivo (celebrando la resurrección de Jesus) y su duración temporal es de aproximadamente 45 minutos.

Mi deseo de conocer la obra en puro directo se produjo no hace mucho en Las Palmas de Gran Canarias y fue un auténtico placer por la calidad de sus intérpretes como por el marco que le dio cobijo: el Auditorio Alfredo Krauss con su inigualable fondo de escenario: el Atlántico.

En Youtube hay suficiente material grabado para disfrutar de esta preciosa obra caso de que aceptes mi invitación.

La vida del Viejo Peluca como le llamaba uno de sus nietos, contiene muchas adversidades y de gran calado y en estas situaciones es cuando el Maestro sacaba lo mejor de sí mismo; por ello al principio, Schiller con su frase me ha parecido la mejor introducción.

José Mel. Macias Romero

Otoño 2019.

 

HISTÓRICA ANÉCDOTA EN LA RECUPERACIÓN DE BACH.

Portada de Farkas

 

Durante la recién pasada Semana Santa, puede que haya vuelto a oír “La Pasión según San Mateo” de Juan Sebastián Bach. Fallecido en 1750, esta obra cumbre de su ingente producción estuvo 79 años sin programarse en ninguna sala o iglesia.

Gracias a Felix Mendelsshonn en 1829 concretamente el 11 de marzo se vuelve a representar al parecer no en toda su integridad pero sí en lo esencial; y fue tan grande el éxito que desde entonces no ha caído más en el olvido.

Pero, esta apuesta de Mendelsshonn, nos proporcionó una histórica anécdota que recogió Charles Hallé pianista famoso de la época:

Ocurrió que quien repartió las partituras de la Pasión entre los músicos dejó por equivocación en el atril del director,Mendelsshonn ,una partitura diferente a la de la Pasión. Cuando el director advirtió este error los músicos y el público estaban expectantes por la señal de comienzo. Entonces Mendelsshonn dirigió toda la obra de memoria, eso sí, para no dar pistas de lo que ocurría, pasaba de vez en cuando las hojas de la partitura equivocada.

Procede aclarar que en la fecha de esta histórica anécdota, estaba muy mal visto por parte de músicos, público y críticos dirigir de memoria cuando hoy, es casi lo más habitual.

Finalizo invitándote a escuchar esta maravillosa obra cumbre del Cristianismo que contra todo pronóstico fue recuperada por un judío. Cosas de la vida!

 

José Manuel Macias Romero

Primavera 2020

 

 

 

 

CADA DÍA UNA MISIÓN MÁS IMPORTANTE: LA MÚSICA.

Portada de Farkas

 

Stockhausen, compositor alemán de los más visionarios de la música del siglo XX, digno representante de la música electroacústica, aleatoria y serial, fue preguntado en una de sus entrevistas: ¿Cuál es la misión más importante de la música?

Esta fue su respuesta:

“Lo esencial, creo yo, es que la música es un médium del espíritu, el médium más sutil, ya que penetra hasta los átomos del hombre, a través de toda la piel,  a través del cuerpo entero, no sólo a través de sus oídos, y puede hacerlo vibrar. Es el medio más importante para poner al hombre en contacto con su procreador, su creador. Esto es lo que, a mi entender, han olvidado la mayoría de las personas, o no quieren admitirlo. Pero estoy íntimamente convencido de ello, y creo que debe decirse.”

Con tan contundente opinión, nada le extrañaría a Stockhausen, si viviese, el último logro de su amiga música:

Con el fin de aliviar los delirios que padecen la mayoría de los enfermos que entran en UCI, un grupo de investigadores de EEUU dividió a enfermos de UCI en tres grupos; a un grupo se le proporcionaría música relajada, clásica y de una pulsación en su ejecución de entre 60 y 80; a otro grupo se le dijo que tenía que oír la música que a ellos les gustaba sin hablar de estilos concretos y al tercer grupo se le puso a escuchar literatura en sistema de audiolibro.

Pasado el pertinente tiempo de exposición de cada uno de los grupos, se procedió a la valoración de la prueba que ratificó como grupo ganador para aminorar los efectos de los delirios al primer grupo o sea: los que oían diariamente música clásica relajada.

Una vez más, la música sin efectos secundarios, siempre dispuesta a nuestra ayuda.

Al Covid-19 no le gustará el archivo que dejo para que lo disfrutes; este archivo entra en combate con el virus y en ocasiones, lo vence.

José Manuel Macias Romero

Primavera 2020

 

 

FARINELLI VÍCTIMA DE LA RUTINA.

Portada de Farkas

 

“Al bajar su cuchillo el docto cirujano o el simple barbero del pueblo, tenían conciencia de estar decidiendo irrevocablemente la gloria o la vergüenza de un hombre?”

PATRICK BARBIER, de su libro: “Historia de los castrati”

 

En 1770 Charles Burney decidió hacer su diario más tarde recogido en un libro titulado: “El Viaje musical por Francia e Italia”. Esta obra se ha convertido en fundamental para todo amante de la música así como de la narración fluida de la historia.

Farinelli, tuvo la gentileza de recibir en su casa a Burney, de este encuentro saco las curiosidades siguientes:

Farinelli llegó a España en 1737 requerido por la esposa de Felipe V (enfermo de “melancolía”)  hoy traducido a depresión,  con el fin de aliviar las dolencias del monarca.

Se le hizo un contrato que impedía sus actuaciones en público y como recompensa se le otorgaba un salario anual de dos mil libras esterlinas con el fin de que atendiera exclusivamente a Felipe V. Estos honorarios fueron escandalosos en la época.

Cada noche, Farinelli, por expreso deseo del rey, cantaba las mismas 4 arias durante 10 años. De estas arias citadas, 2 fueron compuestas por HassePallido il sole Per questo dolce amplesso.

Aprovechando el confinamiento que padecemos por el Covid-19, te sugiero vuelvas a ver la película: “Farinelli, il castrato” de Gerard Corbiau y como complemento puedes escuchar una de las arias de Hasse que durante 10 años escuchó Felipe V., te dejo el enlace.

24 años permaneció Farinelli en España, a la muerte de Felipe V continuó con su sucesor  Fernado VI acabando su vida en Bolonia hasta 1782 fecha en la que murió.

 

 

José Mel. Macias Romero

Primavera 2020

 

 

 

 

 

LA MÚSICA Y EL COVID-19

Portada de Farkas

 

“El poder de una melodía va más allá de lo que pensamos posible.”  (Anónimo)

 

En una de las entrevistas que concedió Claudio Abbado (fallecido en Bolonia el 20 de Enero 2014) dijo: “la música me ha salvado la vida”.

Se refería el famoso director milanés a la superación de una gravísima enfermedad que le obligó a retirarse de los podios temporalmente.

Inmersos como estamos en pleno confinamiento por la crisis sanitaria que estamos padeciendo, la  música, con todas sus variantes estilísticas, está jugando un papel determinante en una sociedad asolada por el sufrimiento y la muerte.

Es cierto que la música no puede evitar la desaparición de un ser querido pero también es cierto que nos puede ayudar y nos ayuda en los momentos anteriores y posteriores a ese fatal desenlace.

Viejas canciones como “Resistiré” (Dúo Dinámico) se convierten en himnos útiles para afrontar los peores momentos de esta pandemia.

Nos dice la historia que en la cultura helenística los dolores de ciática y gota se soportaban mejor con los sones de las flautas. Hoy en plena era digital, en  los quirófanos de muchos hospitales del mundo se usa la música con una frecuencia inusitada y eficaz.

Cuando esta gran ola mundial de sufrimiento, dolor y muerte acabe puede que confirmemos la expresión del anónimo: “el poder de una melodía va más allá de lo que pensamos posible.”

Primavera 2020

 

 

 

SOBRE EL PODER DE LA MÚSICA

Portada de Farkas

 

“Toda obra grande es el resultado de una gran pasión puesta al servicio de una idea.”

(Santiago Ramón y Cajal)

 

No es la primera vez que me ocupo del gran poder de la música para cambiar nuestras vidas, en la presente ocasión y con la benevolencia de Clemency Burton-Hill reproduciré una histórica anécdota que recoge en su maravilloso libro “Un año para maravillarse” que pone de manifiesto la gran fuerza de este arte para ayudarnos:

 

“Enero de 1942. En el campo de concentración alemán de Theresienstadt alguien consiguió introducir clandestinamente una partitura del REQUIEM DE VERDI. Contra todo pronóstico, un grupo de osados prisioneros judíos, dirigidos por el antiguo director de orquesta y compositor Rafael Schächter, decidió ejecutar esta obra intemporal en una velada que los supervivientes describieron años después como un acto de resistencia espiritual.

La partitura estaba hecha trizas, pero 150 prisioneros se las apañaron para cantarla. El prisionero Edgar Krasa, que vivió para contarlo, recordaría tiempo después que la interpretación de la inmortal misa de difuntos permitió a los ejecutantes sumergirse en un mundo de arte y felicidad, olvidar la realidad de la vida del gueto y las deportaciones, y reunir fuerzas para sobrellevar la falta de libertad.

La obra de VERDI se interpretó en el campo no menos de 16 veces. Pero cuando los prisioneros empezaron a ser deportados a Auschwitz y sus cámaras de gas, el coro de Theresienstadt empezó a reducirse, hasta que al final no quedó mas que un puñado de prisioneros que se cantaban los pasajes entre sí.

Pero siguieron cantando.

Cantaremos a los nazis lo que no podemos decir, dijo Schächter, que murió en Auschwitz en 1945.”

De esta imperecedera obra habrá este año en España al menos una interpretación que se llevará a cabo en el Auditorio de Oviedo (si el coronavirus lo permite) con el reparto siguiente:

 

 

 

 

Captura de pantalla 2019-07-28 a las 13.31.58

un importante reto para todos ellos. Mucha suerte!.

José Man del Macias Romero

Invierno 2020

 

 

SEIS AÑOS CON VOSOTROS Y AMENAZO SEGUIR

Portada de Farkas

“La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón”

(Magdalena Martínez)

 

El 27 marzo 2020, se cumplen 6 años de la aparición en Facebook de esta página.

Aprovecho la ocasión para dar las gracias como autor y administrador de estas reflexiones musicales a cuantas personas les ha parecido bien acercarse a los contenidos que bajo este epígrafe se han tratado a lo largo de estos años.

Las estadísticas, dicen que el público mayoritario que se molesta en leer estos trabajos son mujeres jóvenes o adultas; las interacciones de hombres son meramente testimoniales y muchas de ellas provienen del mundo profesional que de paso han contribuido al crecimiento de mis amistades musicales.

Como internet ha empequeñecido el mundo actual, no puedo dejar atrás a todos los seguidores que lejos de nuestro país siguen estos posts; muchas gracias por vuestros estímulos, estéis en el lugar que sea porque la música no entiende de fronteras y de eso es de lo que se trata de música y músicos.

Para celebrarlo, os dejo con este artístico vídeo grabado en el Teatro de Reggio Emilia, encontrándome presente entre el público que ocupó todas las localidades y en el que se interpretaron obras del Padre de la Música: Juan Sebastián Bach que se marchó al otro mundo ciego de tanto escribir en el pentagrama cuando ni siquiera existía luz eléctrica.

 

 

José Mel. Macias Romero

Invierno 2020