CUATRO AÑOS SIN TU PRESENCIA PERO CONTIGO EN EL CORAZÓN.

Portada de Farkas

 

1573bcae6b7164a7460c95f9b88df0c0

Como llamado por tu estimado Johan Sebastian al que musicalmente tanto apreciabas, el día de San Sebastián de 2014 te fuiste de nosotros físicamente pero, desde entonces, una relación mucho más profunda e intensa mantengo contigo.

Este cuarto aniversario me parece oportuno compartir-recordar un pensamiento y deseo que rondaba por tu ocupada cabeza allá por los años 70:

“No parece justo que un regalo tan grande y estupendo como la música esté sólo al alcance de unos pocos, y no de otros que nunca tendrán la oportunidad de entrar en contacto con ella por causas de las que no son responsables.”

Cumpliste con creces este noble objetivo humano-social-cultural que sintetizabas en tu pensamiento: más de cien mil personas, gracias a tu empeño, pudieron tener ese contacto con la música y en un lugar emblemático para los tuyos La Scala de Milán, algo que seguro no olvidarán en sus vidas los que fueron beneficiados aunque eso sí, otros no te lo perdonen por tus preferencias para con los más débiles consecuencia de la ejemplar educación familiar que recibiste en este sentido y en la que jugó un importante papel los consejos de tu abuelo.

Poco puedo reseñar acorde con tus intereses de estos cuatro años:

musicalmente, el panorama sigue como lo dejaste, tus colegas (jóvenes emergentes) siguen ahí pero sin marcar excepciones; tus filarmónicos berlineses continúan con Rattle  hasta su relevo; tus amigos de Lucerna, esos que gracias a tu carisma conseguiste reunir para hacer una gran orquesta que ilumine al Festival y a la ciudad, siguen casi todos activos aunque se produjeron algunas bajas por tu ausencia. Ahora, son liderados por tu amigo R. Chailly que, siendo un buen profesional cargado de experiencia no consigue infundir la alegría de hacer música juntos como la hacían contigo, creo que la huella que les dejaste ha sido bastante profunda y evidente.

La vida social-política en el mundo, otra de tus grandes preocupaciones, sí que ha empeorado en estos años:

vulneración de los derechos de los emigrantes; abundancia de políticos corruptos; restricciones de políticas sociales; empobrecimiento acelerado de los pueblos; terrorismo exacerbado de ciertas religiones; degradación ecológica a marcha acelerada; resurgir de posiciones de extrema derecha por toda Europa; fomento constante de una sociedad sin valores con escasísimo respeto por la naturaleza.

Me consta que todo esto, antes de tu marcha, ya estaba en tu mesa de trabajo pero la aceleración sufrida es cada vez más precipitada y presagia una sociedad cada vez más egoísta que puede desencadenar en algo indeseable para todos e irreversible para el resto de la vida.

Como tu, quiero mantener firme la esperanza en un mundo más justo, en el que el entendimiento entre los pueblos sea el centro de nuestras vidas.

Adiós querido amigo, adiós Claudio. 

 

 

Abbado

José Manuel Macias Romero

20 Enero 2018.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s