LA EXPRESIÓN VERBAL NO ERA SU FUERTE.

Portada de Farkas

 

Casi todos los que sobre Claudio Abbado escribieron y seguimos escribiendo, coincidimos  en que profesionalmente era una persona de pocas palabras cuando, delante de una orquesta se situaba.

He tenido el placer de estar presente en algunos de sus ensayos y efectivamente pocas son sus expresiones verbales. Pero, siempre ha dejado claro que para conseguir sus objetivos, eran más ricos sus gestos y miradas que cualquier mensaje verbal y puede que por ello forzara su memoria al máximo para en lugar de estar pendiente del papel, hacerse presente con su mirada, sus gestos y sus manos en el conjunto orquestal.

Reforzando este eje argumental, escribió en cierta ocasión el director Carlos Kleiber que asistió a un ensayo de Abbado:

“En un momento de una sinfonía de Schubert que no le gustó, interrumpió a la orquesta y preguntó: ¿Por qué?. Eso fue todo. No podría haber sido más claro.”

Abbado

Abbado en uno de sus últimos conciertos.

José Manuel Macias Romero

Otoño 2018.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s